Una rosa

A rose is a rose is a rose

Desde hace algun tiempo las veo, y es extraño que no las haya notado antes. Son rosas perfectas, según creo, como hace rato no veía. El vendedor las mantiene en su balde con agua, sea agrupadas por docena en ese cursi plástico con corazones, o en su raw format, aun con algunos pétalos desordenados y muchas hojas.

Y son realmente bellas. Sin ser espectaculares, tienen el color preciso, están en el punto óptimo de madurez, abiertas pero no por completo, tallo largo y suficientes hojas, al gusto. Y cada vez, casi cada día, que paso junto al vendedor y siento el impulso de comprar una o una docena, me entristece recordar que no tengo a quien regalársela.

Creo que era Virginia Wolf quien decía que es difícil decidir quién disfruta más cuando un caballero le abre la puerta del carro a una dama. Los actos sencillos de caballerosidad son extremadamente placenteros, tanto para la dama que es halagada como para el caballero que la halaga. Siempre me ha gustado el regalar rosas, especialmente me encanta cuando es un acto furtivo e inesperado: quizás acercarme a ella en silencio desde atrás y poner la rosa sobre su escritorio o el teclado de su computador.

Las rosas son armas poderosas porque su mensaje es inequívoco: me encantas y así te lo digo sin palabras. Y precisamente por eso no lo puedo hacer, ya que no tengo a quién hacer semejante confesión. Pero me hace mucha falta el acto.

Saudade, como diría Don Iván (que por cierto anda de cumpleaños hoy)

Anuncios

1 comentario »

  1. Jenny Said:

    Ah!, al parecer el regalar rosas es una costumbre en desuso.
    No logro recordar cuando fue la última vez que alguien me regaló rosas. Un momento, hace como un mes me enviaron una tarjeta virtual con un ramo inmenso…Eso cuenta?.

    Quizá pronto encuentres a alguien a quien quieres regalarle una rosa. Quizá es solo cuestión de tiempo.

    P.S: A mi siempre me ha gustado regalar flores a mis parejas, siempre regalo girasoles y siempre sin algun motivo justificable. Pero debo confesar que ultimamente he dejado de hacerlo, siento que mis girasoles no son muy recibidos.


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: