Archive for Divagaciones

Aclaraciones

No soy un hombre:
  • Odio el futbol
  • No me gustan los carros
  • Me encanta cocinar (y cocino mejor que el 90% de las mujeres que conozco)
  • Me gusta la jardinería
  • Puedo contar con los dedos de una mano el número de parejas que he tenido. Y creo que eso está bien.
  • Creo que la monogamia es la cosa más maravillosa del mundo
  • El trío no está entre mis fantasías.
No soy colombiano:
  • No me siento “orgulloso de ser colombiano” (creo que no tiene sentido sentirse orgulloso de algo de lo que uno no es responsable. Nací en este país y no en otro, por puro azar)
  • No me gusta la comida típica colombiana (excepto los fríjoles y la arepa)
  • No me gusta la música colombiana ( y odio el vallenato)
  • Me tiene sin cuidado lo que cante Shakira, en la posición en la que quede Montoya, me parece que Patarroyo es un científico seriamente sobrevalorado, y creo que ‘cien años de soledad’ es una buena novela pero lejos de ser material de premio nobel.
  • No me gusta bailar (de hecho no sé bailar)
  • Odio el aguardiente y el ron solo me disgusta un poco menos.
  • No me siento identificado por los chistes de Andrés López y su camada de clones comediantes parados.
No soy ingeniero telemático
  • Sigo sin poder dar una definición de qué es ingeniería telemática
  • No he ejercido profesionalmente mi carrera
  • Aunque sé que la elección de la universidad fue correcta, me hubiera encantando que hace 10 años existiera la carrera de Biología. (Probablemente en este momento estaría cultivando bacterias, y los proyectos que pasaría a Colciencias implicarían pasar una temporada en un bosque húmedo de montaña.)

Fin de las aclaraciones.

I don’t wanna write another love song

Would she hear me if I called her name?
Would she hold me if she knew my shame?

I’m blanked in music, because it’s so cold out there
uploading pictures, just for me
tears that doesn’t fall and no, neither crash around me
it’s Valentine’s Day and

My insides all turn to ash, so slow
And blew away as I collapse, so cold

Saudade again, suddenly tangling me,
precisely in this glorious moment,
eclipsing this gorgeous full moon,
dispersing away, on those white waste lands, precious and irreplaceable brain cycles

But it was all just a beautiful, terrible, wonderful, horrible, beautiful lie
And it’s so easy to believe…

Fading when I need to shine,
deeply in silence, when I should be singing,
a no-love problem, un-love problem, love-not problem,
annoying definitions, and of course, misspelled answers.

y ahora son

26

El Tren

A mis (casi) 26 años, y después de haber asistido a 4 matrimonios en menos de 12 meses, a uno se le pueden ocurrir pensamientos existencialistas. Afortunadamente la conclusión a todos ellos ha sido unánime: permanecer firme en mi condición.

Y como recompensa a mi fe, hoy he recibido una epifanía:

dating_pools-thumb.png

tomado de xkcd

Si estás en tus 20’s y sientes que se te está llendo el tren, solo respira profundo, y deja que se vaya. Ya pasará otro. Y mientras tanto, hay fiesta en la estación.

Dudar

Noches claras de días oscuros, propósitos que se diluyen en la luz fluorescente. El conocimiento se vuelve dudoso en tardes quieras, casi congeladas, como esta.

Comienzo a dudar. ¿Y cómo estar seguro de mis seguridades si he perdido toda confirmación objetiva? Y, en realidad, ¿qué me hace tan distinto? ¿Un sueño por el que luché, y que ha quedado sumergido en el pantano de la espera y la fe perdida? ¿Un camino que (quizás) recorreré y que (quizás) me llevará al norte donde (quizás) me haré un doctor en filosofía?

Y si funcionan los quizás, ¿seré una mejor persona? Quizás no. ¿Seré más feliz? Seguramente no, probablemente al contrario.

Tengo miedo, mucho miedo, de perderme en los caminos y los quizás, y dejar de existir, como ya parece estar sucediendo.

Sombras, sombras y arena que se escapa entre los dedos. Eso tengo, eso me queda. Bonitos recuerdos, que el tiempo cubre de polvo. ¿Aún quedará algo de aquel que fue besado bajo la luna llena, de aquel a quien alguien se entregó por completo, de aquel que fue buscado un lunes de tristeza?

Y qué decir de aquel que escribió un plan de negocios que ganó 25 millones de pesos, de aquel que comió rodizio en Sao Paulo, de aquel que en Medellín afirmaba que sí se podía. ¿Es aún?

Al parecer soy bueno para crear falsas expectativas.

Estoy asustado, muy asustado, porque los últimos restos de aquello de lo que estaba orgulloso están en riesgo, y podrían desaparecer en los próximos meses. Y si eso sucede, entonces, simplemente, no quedará más de mí.

Caminos

Durante un par de muy particulares años, acaricié la idea de volverme razonablemente rico muy joven. Soñé el sueño del empresario, y tuve oportunidad de pensar, e incluso charlar con mis socios, acerca de lo que haría cuando el dinero no fuera un factor a tener en cuenta. Y parecía ser una idea con fundamento, dado que mis requerimientos no eran muy altos y muchas (muchas) personas nos decían: esto puede funcionar.

No podría decir que el sueño murió, porque no hubo un evento específico que le pusiera fin. Más bien se congeló, se quedó dormido y ahora está en un coma profundo del cual probablemente no despertará.

Ahora sueño otro sueño, y he podido darme cuenta de que este es en realidad MI sueño, y siempre lo ha sido. Un sueño menos glorioso (pero con la potencialidad de serlo más), más particularmente mío, más (mucho más) cercano a mi verdadera esencia, aunque de eso, como todos, solo puedo tener algunas ligeras pistas.

En mi sueño tengo un faro, y tengo una idea afortunadamente clara de cómo alcanzarlo. Mi problema es con mi siguiente paso, con mi presente. De hecho, mi presente y yo estamos peleados desde hace un buen rato, él y yo no nos caemos bien.

Cuando empiece el semestre, dentro de poco menos de un mes, tendré motivos más que suficientes para estar asustado, estresado, apasionado y expectante. Cuando Colciencias apruebe dentro de algunos meses el proyecto que estoy diseñando (y estoy completamente seguro de que lo aprobarán, incluso aunque no he empezado aun a escribir el documento) tendré un raro privilegio: trabajar bien pago en un proyecto de investigación en un campo en el que no se ha publicado mucho y que podría causar un impacto importante.

Pero será todo un problema terminar la semana sintiendo que hice algo útil. Y estoy preguntándome si podré pagar a tiempo la cuenta de mi celular.

« Previous entries