Archive for Futuros

long overdue changes

Me considero un lobo afortunado, porque mis nuevos 26s llegaron con cambios largamente esperados.

Un pequeño objeto metálico en mi rostro, dinero regular en mi cuenta de ahorros, proyectos interesantes en el presente y el futuro, mi nombre como ‘Joven Innovador’ en la página de Colciencias.

Hacía mucha falta sentirme así, con esa tranquila felicidad de la seguridad económica y de las metas alcanzadas, de los planes que se cumplen y las perspectivas que se hacen reales. Un año en la mala comienza a terminar, y brindo por eso.

Dudar

Noches claras de días oscuros, propósitos que se diluyen en la luz fluorescente. El conocimiento se vuelve dudoso en tardes quieras, casi congeladas, como esta.

Comienzo a dudar. ¿Y cómo estar seguro de mis seguridades si he perdido toda confirmación objetiva? Y, en realidad, ¿qué me hace tan distinto? ¿Un sueño por el que luché, y que ha quedado sumergido en el pantano de la espera y la fe perdida? ¿Un camino que (quizás) recorreré y que (quizás) me llevará al norte donde (quizás) me haré un doctor en filosofía?

Y si funcionan los quizás, ¿seré una mejor persona? Quizás no. ¿Seré más feliz? Seguramente no, probablemente al contrario.

Tengo miedo, mucho miedo, de perderme en los caminos y los quizás, y dejar de existir, como ya parece estar sucediendo.

Sombras, sombras y arena que se escapa entre los dedos. Eso tengo, eso me queda. Bonitos recuerdos, que el tiempo cubre de polvo. ¿Aún quedará algo de aquel que fue besado bajo la luna llena, de aquel a quien alguien se entregó por completo, de aquel que fue buscado un lunes de tristeza?

Y qué decir de aquel que escribió un plan de negocios que ganó 25 millones de pesos, de aquel que comió rodizio en Sao Paulo, de aquel que en Medellín afirmaba que sí se podía. ¿Es aún?

Al parecer soy bueno para crear falsas expectativas.

Estoy asustado, muy asustado, porque los últimos restos de aquello de lo que estaba orgulloso están en riesgo, y podrían desaparecer en los próximos meses. Y si eso sucede, entonces, simplemente, no quedará más de mí.

Caminos

Durante un par de muy particulares años, acaricié la idea de volverme razonablemente rico muy joven. Soñé el sueño del empresario, y tuve oportunidad de pensar, e incluso charlar con mis socios, acerca de lo que haría cuando el dinero no fuera un factor a tener en cuenta. Y parecía ser una idea con fundamento, dado que mis requerimientos no eran muy altos y muchas (muchas) personas nos decían: esto puede funcionar.

No podría decir que el sueño murió, porque no hubo un evento específico que le pusiera fin. Más bien se congeló, se quedó dormido y ahora está en un coma profundo del cual probablemente no despertará.

Ahora sueño otro sueño, y he podido darme cuenta de que este es en realidad MI sueño, y siempre lo ha sido. Un sueño menos glorioso (pero con la potencialidad de serlo más), más particularmente mío, más (mucho más) cercano a mi verdadera esencia, aunque de eso, como todos, solo puedo tener algunas ligeras pistas.

En mi sueño tengo un faro, y tengo una idea afortunadamente clara de cómo alcanzarlo. Mi problema es con mi siguiente paso, con mi presente. De hecho, mi presente y yo estamos peleados desde hace un buen rato, él y yo no nos caemos bien.

Cuando empiece el semestre, dentro de poco menos de un mes, tendré motivos más que suficientes para estar asustado, estresado, apasionado y expectante. Cuando Colciencias apruebe dentro de algunos meses el proyecto que estoy diseñando (y estoy completamente seguro de que lo aprobarán, incluso aunque no he empezado aun a escribir el documento) tendré un raro privilegio: trabajar bien pago en un proyecto de investigación en un campo en el que no se ha publicado mucho y que podría causar un impacto importante.

Pero será todo un problema terminar la semana sintiendo que hice algo útil. Y estoy preguntándome si podré pagar a tiempo la cuenta de mi celular.

Posible, probable, eventual

Vivo tiempos tranquilos y extrañamente placenteros. Después de pasar desesperadas semanas sin dinero, ahora por fin puedo permitirme pensar en otras cosas. Cosas cercanas y lejanas, mágicas y cotidianas, posibles y probables.

Los componentes de mi tranquilidad: Un proyecto en el servidor de Conciencias, una clase por crear y dar el próximo semestre, un paper en proceso.

Los componentes de mi extraño placer: El site del Programa Fulbrigth, el site de la Universidad de Cornell, un PhD en Information Sciences. Soñar con vivir en Ithaca, New York. Soñar con estudiar INFO 630: Human Language Technology, INFO 631: Web Information Systems, CS 685: The Structure of Information Networks, INFO 614/PSYCH 614: Cognitive Science, PSYCH 616: Modeling Perception and Cognition, INFO 635: Information Science Applications.

Soñar es importante, es siempre el primer paso. Lo importante es que sea eso, un paso. Y que siga otro. Y otro.